El gas natural tiene potencial para reducir la pobreza energética en el Sur-Sureste Mexicano: IMCO

0
Comparte esta Noticia

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 15 segundos

Mejorando la Competitividad y el Bienestar Social

La urgencia de desarrollar el sur-sureste de México se presenta como una prioridad ineludible para la próxima administración. De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el sur-sureste de México enfrenta desafíos significativos en términos de pobreza energética y competitividad económica.

A diferencia de otras regiones del país, esta área ha quedado rezagada en términos de modernización económica, lo que limita su integración en la cadena de producción de América del Norte. Uno de los principales obstáculos que enfrenta esta región es la carencia de infraestructura energética, lo que afecta tanto a los hogares, con altos niveles de pobreza energética, como a las industrias, que no pueden establecerse debido a la falta de acceso a energía competitiva.

La Realidad de la Pobreza Energética en el Sur-Sureste

La pobreza energética en el sur-sureste de México refleja las condiciones de desarrollo de la región. En estados como Oaxaca, Chiapas y Guerrero, más del 40% de los hogares utilizan leña como combustible para cocinar, mientras que el acceso al gas natural es prácticamente inexistente en lugares como Campeche, a pesar de ser un importante productor a nivel nacional.

Desafíos en Costo y Acceso Energético

El costo de la energía eléctrica en el sur-sureste es significativamente mayor que en el resto del país, lo que afecta el presupuesto de los hogares y la competitividad de las industrias. Además, el acceso limitado al gas natural restringe la generación de energía eléctrica y la instalación de ciertas industrias en la región.

Propuestas para la Transformación

Para abordar estos desafíos, es fundamental expandir la red de gasoductos hacia el sur-sureste del país. Esto no solo aumentaría la competitividad de la región, sino que también facilitaría la llegada de inversiones y la relocalización de cadenas de valor. El Instituto para la Competitividad (IMCO) propone facilitar la inversión en infraestructura de transporte de gas natural, concretar la expansión de la red de gasoductos, sustituir la generación de electricidad a partir de carbón por gas natural y aprovechar la complementariedad entre las centrales de ciclo combinado y renovables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *